sábado, 26 de mayo de 2012

aforismos en word VII (la selección flotsam)


(1) nota aclaratoria:


incluida en la siempre arriesgada sección "aforismos en word" (intermitente, irregular, prescindible espacio, falsa excepción en el cansino tono con espíritu, que no rostro, de narciso que define este egotista lugar-red afortunadamente poco transitado) la selección VII, también conocida como selección "flotsam", se caracteriza tanto por la forma inesperada (algunos han insinuado que traicionera) con que prorrumpe en el sexto aforismo el ya cansino prurito de hablar de sí mismo por parte del autor, como por la emergencia oceánica, tras el naufragio de otro día en la pradera holandesa, del iris propio del sujeto-objeto del usual pensamiento del bloguero, afinidad cromática de tal iris con el verdoso tono salsa pesto de cierta playa de la costa irlandesa transitada de forma fangosa, amorosa, nocturna, irresponsable tras una cena de pescado sin espinas, oscura pernocta en bed & breakfast, trasunto en irlanda de un modo de paterna, viento helado al otro lado de la isla, sexual accident, and so on


Orlando Osorio, adjunto de bloguería, Nijmegen, pradera holandesa, 2012

.................................................................................................................................................................



Mascullar del hombre de la limpieza: Se nota que son otros quienes friegan los restos de vuestros sueños

*
Nuestras vidas son los niños que van a nadar en el mar ¿pero son nuestras vidas los niños que van a nadar en el mar?
*
A menudo hablan de esa posibilidad, de estas inquietudes que en un momento de debilidad les compartimos como de un camino que hubieran transitado ya y luego desechado. Nos provocan así (no es posible saber si conscientemente) la frustración más demoledora
*
La naturaleza aún no ha reparado en la dignidad intrínseca del hombre: le quema, le sepulta, le ahoga, se lo come, le pica
*
En el amplio imaginario del poder, el glamour sólo es un apéndice grosero
*

Me gustan las calles empedradas, las farolas encendidas intempestivamente (de madrugada o a mediodía por descuido) las chicas cojas. Y si un día me siento agradecido, ostentosamente feliz o poco desdichado me miro a mí mismo con envidia y no me aguanto. Tampoco me soporto cuando he hablado demasiado. Es cierto que envidiamos sobre todo a los felices, pero a veces también… a los callados. No es menos cierto que ser feliz es, como hablar, sólo una facultad, en el mejor de los casos una posibilidad. Ser feliz no es divertirse y callarse, por supuesto, no es lo mismo que callar.


*
No ya no, sino ya nunca poder salir de viaje con los Bowles



aforismos en word (2), poemas con autorreverse, "selección flotsam", GARCÍA CÍVICO, Jesús , Valencia, 2012





playa irlandesa o playa salsa pesto, ver nota (1) (arriba)




(2) nota general (nota de la sección): aclaración, flexible-aforismo-prólogo o meta-aforismo (de los aforismos que se deshinchan):
leerá un improbable lector que aquí se dice “aforismos en word” y creo que debe darse una explicación ¿una justificación? Dejemos de entrada algo claro: que el aforismo sea en word no apunta nada bueno (el tipo de aforismo que acaso habrán leído aquí no presume de ser en word, qué va). Señala de éste en todo caso una falla, una merma, un menoscabo, el tono huidizo del texto al acabado (lo contrario del aforismo pensado de modo más ortodoxo): la imposibilidad de atrapar perfectamente y para siempre un pensamiento, un estado de ánimo. Aquí el aforismo acepta, quizás mejor confiesa, haber sido editado o procesado mecánicamente, como word o como suele decirse en “word”
el propio editor de textos, hospitalario como sabrá el lector y el usuario, a la continua revisión, a la sustracción, pero también a la adicción, al cambio en definitiva y hasta la nausea, es su fisura. Dicho de otra forma ¡por ahí pierde aire! ¿Qué aire? Su aire de aforismo. Es precisamente por ahí que pierde su aire de aforismo
Jesús García Cívico, Valencia, 2011


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada